viernes, 24 de diciembre de 2010

A MIS AMIGOS

Hoy me da por pensar 
que todos somos buenos
y nos hacemos daño sin querer;
que las penas pequeñas con frecuencia
duelen más que las grandes.

Hoy tengo tentaciones de creer
que a pesar de nosotros nos queremos,
que el espejo deforma nuestros rostros
cuando nos contemplamos demasiado.

Hoy me da por brindar con mis amigos.
Hoy ya no quiero ser mala persona.

martes, 14 de diciembre de 2010

CERRADO

Queridos amigos, a partir de este momento yo también me uno a la huelga de blogs caidos que últimamente está aquejando a diversas plumas. No lo cierro, seguramente volveré más pronto que tarde; pero necesito aparcar la poesía por un tiempo indeterminado porque he llegado a un punto en el que mi mente trabaja en verso italiano y hasta cuando voy a comprar el pan me sale un endecasílabo -¿me vende por ventura dos pistolas?-. Es verdad que podría cambiar el registro y escribir prosa durante una temporada, pero no es solo eso. No sé a vosotros, pero a mí el mantenimiento del blog activo me supone una presión que ya me está agobiando un poco. Me gusta actualizarlo con una frecuencia mínima de al menos una o dos entradas a la semana, pero basta que una tenga esa pretensión para que las musas se vayan de vacaciones y no me regalen ni una idea. De manera que he resuelto no volver a sentarme a escribir en el blog a no ser que se me eche encima un poema o un texto en prosa sin yo buscarlo, que a veces pasa y suelen ser los mejores.

Además estoy enredada en una novela gorda que requiere mucha concentración y el poco tiempo de que dispongo quiero dedicárselo a ella. Una amiga muy sabia que cultiva con gran maestría ambos géneros -poesía y narrativa- me ha dicho que no se puede servir a estas dos señoras simultáneamente y creo que tiene razón. Lo de la poesía en internet es muy tentador por su inmediatez; una escribe un ratito y al momento está disponible para ser leído y darse un baño de vanidad, pues algunos lectores tIenen el detalle de acercarse y encima le dejan un comentario casi siempre halagador. Sí, es droga dura, y como todas ellas necesita una cura de desintoxicación.

Por otra parte, quiero recopilar todos mis poemas, clasificarlos con un cierto orden y publicar de una p... vez mi libro de poesía,  pasar página y dejar de manosearlo. Esta tarea también me va a llevar un trabajito y mucho tiempo.

Así que, bueno, pues eso, que me voy por un tiempito pero me quedo.

Muchas gracias a todos por haber estado siempre ahí.

viernes, 10 de diciembre de 2010

LAS COMPUERTAS


A mis amigas, que siempre adivinan el momento.






Cuando el dolor se cansa de doler
y el hartazgo está harto de estar harto
queda paralizado el lagrimal;
pero una voz amiga afloja con cuidado
el nudo que estrangula la garganta
y por alguna extraña reacción física
la pena coagulada
se licúa al contacto con el aire;
se abren las compuertas,
dulcemente la rabia se hace llanto
y disuelve la sangre
para que hoy tampoco llegue al río
y el amor nos redima
                                    como siempre.

viernes, 3 de diciembre de 2010

SIN PUNTOS NI COMAS













De repente la noche se hace añicos
una sola palabra la parte en mil pedazos
como si alguna fuerza superior a nosotros
desde un lugar oscuro
moviera nuestros hilos
regando con champán nuestra derrota
yo me quedo
recogiendo los vidrios que me hieren
las plantas de los pies y la lujuria
mi cuerpo se avejenta en un instante
y tú huyes
en la noche más cruel a hablar de fútbol
de lo mal que lo hace este gobierno
de esa cosa incorpórea que llaman los mercados
con alguien que merezca
más que yo tus afanes
pongo el despertador hasta mañana
tres grados bajo cero anuncia el parte

martes, 30 de noviembre de 2010

PUNTOS SUSPENSIVOS

Antepongo minuciosamente las palabras a la realidad
que pretenden describirme, me escudo en consideraciones
y sospechas que no son más que una estúpida dialéctica
(Julio cortázar. Papeles inesperados)





Dónde vas con tus puntos y tus comas
y tus puntos y comas
si la vida es un un caos inacabable
y nada está en su sitio.

Son palabras sin olor ni textura
como flores marchitas
son polvo entre los dedos
y ya no me acarician.

No suenan a bolero ni a tango desgarrado
ya los puntos y comas
han partido la frase
-no-te-vayas-de-aquí-te-doy-mi-vida-entera-
y solo quedan puntos suspensivos...

Otra vez a escribir el verbo que más duele
y sin saber qué hacer...
         ...con tanto punto y coma.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

LO QUE ES LA VIDA

¿Qué voy a hacerle yo
si me gusta el güisqui sin soda,
el sexo sin boda.
las penas con pan?

¿Qué voy a hacerle yo
si el amor me gusta sin celos,
la muerte sin duelo,
Eva con Adán?
Joaquín Sabina




En pleno invierno
se olvidó del abrigo y de otras cosas
tan deprisa salió, tan de estampida,
que no tuvo ni tiempo de buscar un cobijo
ni de plantar un árbol donde ahorcarse.

Deambuló por las calles subterráneas
tirando en las cunetas
un pasado sin planes de futuro
y todas las respuestas
a preguntas que nunca quiso hacerse.

Fue en el cálido abrazo de lo desconocido

donde encontró el indulto
a unos pecados tristes
en los que ni siquiera derramara
la más elemental concupiscencia.

Al final, sabiendo lo que hacía,
disolvió en lo prohibido
las culpas cinceladas a cuchillo
y pecó alegremente
cuando aprendió a pecar con todo el cuerpo.

Aún le quedaron fuerzas
para llorar si fuera imprescindible
solo aquellos momentos en que el llanto
sabe a güisqui con hielo
en una madrugada estremecida.

Tras jugarse la boca muchas veces
contra cartas marcadas y perderla
supo por fin quién era.
Sólo entonces amó como es debido

y pudo regalar sus restos a la ciencia.

viernes, 19 de noviembre de 2010

SINRAZÓN

Creo que te he querido desde siempre
y no voy a negarlo, a estas alturas.

Harta ya de dar vueltas
y al final encontrar siempre tu boca,
tu manera de andar, esas razones
que no tienen razón
ni saben de cordura o raciocinio,
me rindo a la evidencia:
sé de sobra que no eres el mejor,
que hay miles de motivos para odiarte,
pero qué voy a hacer si te deseo
como sólo es posible
desear a la muerte...

miércoles, 17 de noviembre de 2010

NO HICIMOS CASO...

...Y ASÍ NOS VA...
*Es un folleto de 1953. No sé de qué país, algunos giros no parecen españoles; pero los hay autóctonos igual de indescriptibles. Por favor, ampliad las fotos para ver la letra pequeña; ahí está lo fundamental. De la cosa del sexo no dice ni flowers.¡Ah, sí! en el punto 10.

lunes, 15 de noviembre de 2010

AHORA, AFGANISTÁN

Esta entrada es la continuación de la que escribí el día 6 de abril de 2009, y ahí quedó suficientemente explicado quién es Fer. Cuatro meses después de aquello Fer volvió del Líbano y una creía ingenuamente que ya su madre y todos los demás podíamos estar tranquilos: el chico había cumplido de sobra sus deberes -no sé para con quién, pero desde luego no para con la Patria- y había vuelto sano y salvo. Pues resulta que no; hoy Fer, de nuevo con su mochila al hombro, se ha puesto el uniforme de camuflaje y ha subido a un avión camino del aeropuerto de Kabul. En principio por cinco meses, pero ya se verá.

Confieso que mi vocación militar es tan inexistente como mi vocación religiosa, por lo que me resulta incomprensible tanto la una como la otra; sin embargo, de tener que elegir bajo tortura alguna de las dos para uno cualquiera de mis hijos, me inclinaría por la cosa mística que, al menos sobre el papel, parece menos cruenta. No creo que exista patria alguna que merezca la muerte de ninguno de sus hijos, ni que ningún hijo de ninguna patria deba matar a nadie por amor a su supuesta madre. Y menos cuando está defendiendo unos intereses bastante turbios de una madre bastarda que le encontró en la calle. Porque yo no trago con que esto es para conseguir un mundo más libre y más seguro

Por lo visto son noventa y dos los militares españoles que han muerto en el conflicto -contando los setenta y tantos del Yakolev de infausta memoria-  cifra que, para tratarse de una misión de paz, parece bastante alta; menos mal que no es una misión de guerra. 

Hace siete años y pico llenamos las calles en protesta por la guerra de Irak y, en particular, por la participación española en la misma. Fueron varios días de movilizaciones y de manifestaciones -alguna frente a la embajada americana- en las que no sólo participamos  los que estábamos en la oposición a Aznar, sino muchos que le apoyaban. ¿Por qué ahora no? ¿Porque esta guerra está bajo el paraguas de la ONU? Venga hombre, que todos sabemos que la ONU es una casa de tolerancia, por decirlo de una manera suave. ¿Qué demonios está haciendo la ONU, por ejemplo, en el tema del Sahara?

Parto de la base de que no entiendo una palabra del tema, pero algo me dice que la guerra nunca ha sido ni será la solución de nada  y la historia nos enseña que en todas las épocas y en todos los continentes sólo ha servido para que el crecimiento del odio sea directamente proporcional a la sangre derramada. Se me abren las carnes ante los informes que revelan los documentos secretos del ejército USA filtrados recientemente a la prensa, que hablan de la aterradora eficacia de esos aviones sin tripular, teledirigidos desde una base de Nevada, para fulminar objetivos talibanes aunque, por error, naturalmente, se lleven por delante a quien haga falta. 

A mí todo esto me da mucho miedo; perdonadme que mire a mi entorno más cercano, pero sólo quiero que llegue abril cuanto antes para que Fer cumpla veintisiete años aquí, en su casa.

EL POEMA MÁS ABSURDO

Por alguna razón tengo un poema
doliéndome en el alma,
pero no sé cuál es ni dónde nace,
en qué punto me aprieta
ni cómo desprenderme de su abrazo.

No lo quiero escribir, quiero que huya,
que me deje vivir, hacer la cena,
y ver el telediario como si me importara
que después de esta noche acabe el mundo.

Ya no tengo tabaco, no podría
escuchar la salmodia de las musas
ni relatar la vida
tocándome las yemas de los dedos.

Pero lo tengo ahí, 
erre que erre mordiéndome la carne,
instalado en mi cama
con los ojos perdidos en el techo
y no sé qué me da arrojarlo a la calle
a las horas que son, con este frío...

viernes, 12 de noviembre de 2010

REGRESO AL ORIGEN

Hay veces que tus manos
me desandan sin prisas el camino
que hube de transitar a duras penas
hacia este futuro inexorable.

De regreso al origen me desprendo

del rostro de la muerte,
deposito mi carga en los recodos
-una tristeza aquí, allí una farsa,
los miedos escondidos bajo tierra-
hasta quedar ligera como un ave,
elástica y flexible, tan joven como antes
de que esta larga lucha comenzara.

Yo sé que tengo un cuerpo

porque tú lo presientes
y levantas el velo de los años.
.

martes, 9 de noviembre de 2010

MAGA EN ANNECY

A la gata Maga le gusta asomarse a la ventana para ver los pájaros; abre unos ojos muy grandes del color del otoño y vuelve la cabeza para mirarnos con mucha pena. Es una gata francesa y no habla ni una palabra de español, pero nos llevamos bien; se llama Maga en honor al personaje de Cortázar y es tan dulce y tan loca como la de Rayuela, por
eso hay que tener mucho cuidado con ella; ya por dos veces se ha escapado por la ventana para jugar con los gorriones sin saber de los peligros de la vida y ha tenido a Marta en un sinvivir, que la pobre se pasó toda la noche llorando su muerte. Luego resultó que no se había matado, se coló por la ventana abierta de la vecina de abajo y dio un susto tremendo al bebé, quizá lo confundió con Rocamadour, con esta gata tan literaria nunca se sabe.

Lo cierto es que, viviendo en un lugar tan de cuento como Annecy, debe de ser muy duro pasarse el día en casa sin ver la inmensidad del lago con las montañas al fondo, que se superponen una tras otra hasta perderse en la bruma infinita, ni mirar el río cruzado de puentecillos y flanqueado de enredaderas rojizas que trepan por las paredes.
Ni, por supuesto, comprarse un sombrero en la chapellerie ni asomarse a la barandilla del puente para hacer una foto a los cisnes, ni subirse a los árboles que tienen el mismo tono de su pelo rubio o contemplar los increíbles colores que pintan la ladera. Es duro ser gata en Annecy.

Al llegar a casa yo le contaba todas las maravillas que había visto, pero no es lo mismo. Y Maga se ponía como loca a correr de un lado a otro y a subirse por la cortina. Yo creo que también tenía celos de que Marta hubiera estado todo el día conmigo y de lo que yo había disfrutado oyéndola hablar y hablar de sus retrovirus, de sus ectoplasmas y de todos sus proyectos. Y contándole también mis tonterías y divagando de cosas muy profundas -porque Marta es muy profunda, además de muy guapa y listísima- de lo que es el bien y lo que es el mal, de lo fáciles que deberían ser las relaciones y lo difíciles que las  hacemos, hasta que se iba el sol y nos quedábamos heladas mirando el lago.

Perdóname, Maga, solo han sido dos días, ya te la dejo para ti. Cuidala mucho y dale muchos mimos a mi niña.
Pinchar las fotos para verlas ampliadas.

jueves, 4 de noviembre de 2010

SIN PALABRAS

Pero qué sabrás tú de mis silencios,
de mi mirada incierta, de esos gestos
que a veces interpretas como adustos.

Quizá sea insuficiente el diccionario,
quizá no haya palabras que traduzcan
el temblor que recorre mi cintura,
el estremecimiento de mi vientre,
la fiebre de mi piel cuando la rozas.

Emoción, sacudida, escalofrío,
nada es como el calambre que recorre
los dedos de mis pies y mis rodillas,
mis muslos, mis caderas o mi espalda,
la entera geografía de mi cuerpo.

No me pidas, amor, que te lo explique,
tan sólo mírame sin envoltorios,
sin máscaras que escondan la evidencia,
la cruda realidad sin artificios.

Despójate del miedo y ven desnudo,
ya verás como no se necesita
hablar para decir lo irrebatible.
Ya verás. Lo vas a entender todo.

domingo, 31 de octubre de 2010

SILENCIO

Sin entrar en detalles
todo va bien, los días
se suceden sin grandes sobresaltos,
sin emociones fuertes, con sosiego.

Está en orden la casa, no hay un ruido,
ahí fuera llueve a ráfagas
y otoñean los árboles sin prisa.

La rutina se instala en los relojes
que gotean minutos
sin dejar una mancha sobre el suelo
ni un surco en las paredes
ni un maldito beso que llevarme a la boca.

Todo va bien, dentro de lo previsto;
entonces ¿por qué siento
un silencio cerrándome el estómago
si ayer, sin ir más lejos,
todavía dijiste que me quieres?

viernes, 29 de octubre de 2010

ÁRBOLES

árboles, árboles,
que no estoy sola, no,
que llevo su nombre
grabado en mi talle.
(Gloria Fuertes)


Me ha llevado mi tiempo comprender
que no sois ramas mías
sino árboles enteros,
nacidos a mi sombra,

sí, pero independientes,
libres en la andadura.


 
Fue casual que mi savia viniera a derramarse
en el surco preciso
para que germinaran vuestros ojos concretos,
vuestra voz exclusiva,
vuestra sonrisa propia,
vuestro singular cuerpo

y vuestro corazón intransferible.

Yo os amé desde entonces
pero ya no érais míos;
ni siquiera podía marcaros un camino
para mí inexplorado
ni vivir vuestras vidas,
ni evitaros dolores por más que los llorara
con vuestras mismas lágrimas.


Hoy mi sombra está muerta;

un otoño infinito me ha dejado desnuda,
el árbol no es capaz de brindaros cobijo.

Contemplo vuestras copas poderosas, feraces,
recortarse en el cielo
vuestros nombres escritos en mi tronco cansado.

sábado, 23 de octubre de 2010

LA CASA


Están solos.

Solos en medio de la incertidumbre
y del miedo a mirarse en el espejo
donde los mira el otro.

Solos y sin embargo tan cerca, tan palpables,
tan te pongo la cena,
tan levemente muertos.

Solos con ese odio casero y minucioso
con que a veces se aman
mientras el cenicero se llena poco a poco
de vida consumida.

Y la muerte revienta en quién sabe qué copas,
qué miradas, qué risas;
en quién sabe qué abrazos extranjeros.

miércoles, 20 de octubre de 2010

LA LÍNEA CIRCULAR

Era negra y oronda,
tal como Ella Fitzgerald sin Louis Armstrong,
pero venida a menos.
Ha pasado tres veces por Argüelles
antes de que perdiera su zapato.

Un grupo de estudiantes, por Universitaria,
revisa los apuntes de sociales
y sin querer tropieza con la bolsa
de una tienda de moda super fashion
rebosando miseria.

En Nuevos Ministerios un probo funcionario,
con esa extraña mezcla
de santa compasión y repugnancia
que gastan con frecuencia las personas decentes,
la contempla un instante y vuelve al Marca.

Al llegar a la altura de Diego de León,
Sáinz de Baranda, O'Donnell, 
hay gente que se indigna:
-¡con qué desfachatez  los inmigrantes
ocupan doble asiento en hora punta!

Ni siquiera consiguen despertarla
los músicos sudacas que suben en Legazpi.
Ella no tiene prisa, es evidente
que no la espera nadie.

El metro da la vuelta; por Usera
sigue durmiendo entre el proletariado.
El tetrabrik de vino se derrama
cerca ya de Laguna.

La línea circular es lo que tiene:
en poco tiempo
se llega a ningún sitio sin trasbordo.

domingo, 17 de octubre de 2010

EL POEMA SIN NOMBRE

Algunos de vosotros me habéis pedido que publique el poema sin nombre que leí. Por supuesto, tiene nombre. Y apellidos.
Nos hemos encontrado
cuando había ganado algunos kilos
y mi cintura no era la de entonces;
desde las comisuras de mis labios
bajan dos surcos hacia la barbilla
que transforman mi rostro
en la máscara triste del teatro.
Y me tiño las canas, y no veo
cómo pasa la vida sin mis gafas.

Tú por tu parte
ya no eres aquel chico
al que tan bien sentaban los vaqueros
y en tu frente hay dos rayas
que delatan un punto de recelo
en tu manera de mirar el mundo.
Por no hablar de tu cráneo reluciente
ni de la curva de una felicidad
que siempre me recuerdas que no existe.

Tu equipaje y el mío son distintos
pero a ambos nos doblan las espaldas
y a veces nos separan, sin dejarnos
un ápice de fuerzas para, además, cargar
la pequeña mochila con lo nuestro.

Si yo soy del Madrid, tú del Atleti
más otras diferencias ideológicas
que me parecen menos importantes.

Y por si fuera poco, esta manía mía
de andar pidiendo peras a los olmos.

Pero, contra pronóstico, seguimos
arañando momentos a la vida
como a los veinte años.

¿Y si, después de todo,
ahora va a resultar que nos queremos...?

Perdonad mi inmodestia, pero no puedo resistir la tentación de poneros este enlace. ¿Se puede hacer una crónica mejor del evento?

EL DÍA DESPUÉS

No pegué ojo en toda la noche, pero fue un insomnio placentero; se me reproducían las imágenes, los sonidos de los aplausos, los besos, los abrazos -nos abrazamos más que los futbolistas- todo ello entreverado de versos -de Luismi o míos- que se habían quedado enganchados en algún pliegue de mi cerebro repitiéndose como una salmodia. Vuestras miradas atentas, vuestros oídos abiertos para no perder ripio, la solidaridad de los colegas, el calor de los amigos. Todo ello hizo que nos sintiéramos como en casa y nuestros poemas brotaran con fluidez y con naturalidad.

Ahora os confieso que Luismi y yo sólo ensayamos juntos un día, cuando todo estaba todavía en un esbozo, sin música y sin el guión definitivo; con un lío increíble de papeles sobre la mesa que hizo que se perdieran algunas estrofas. Sin embargo, en aquel único ensayo los dos supimos que saldría bien, aunque yo no me atrevía a imaginar tanto como luego ha sido.

Por eso no nos canseremos nunca de agradeceros vuestra presencia y vuestra actitud y vuestros ánimos.

No quiero dejar de destacar el alarde de generosidad y compañerismo de los consagrados, que nos trataron de igual a igual, como auténticos colegas. Hablo de Francisco García Marquina -mi Paquito- de Rafael Soler, de Elvira Daudet, de Emilio Porta y, por supuesto, del propio Enrique Gracia, cuyas palabras cariñosas, ingeniosas, cálidas, hicieron que nuestros versos cayeran en un terreno perfectamente abonado.

Me encantó conocer in person al Zuñi, con ese aspecto de rojeras recalcitrante tan total, a Elvira, a Cris; no quiero que se me olvide nadie. Ya conocía a Jesús y a Jorge y fue un lujazo tenerlos allí.

Gracias a mis amigos que no pertenecen a este mundillo seductor y extraño de la poesía. Arturo, Almudena, Pitoya -con Juan, su chico- María Paz y Antonio, Casti y Ana, Amparo, Titina, Ignacio, Miguel, Elisa... Nina... mi compañera Paqui, que sin conocer a nadie se enrolló divinamente. A mis hermanas Paloma y Almudena y cuñados, a mi sobrina Isabel, a Miguel, que personificaba también a mi hija Marta; a Luis Guijarro y Ana. Y, obviamente, a mi calvo, que me ha apoyado sin rechistar y me ha aguantado los ensayos en casa como un jabato, corrigiéndome, además, entonaciones y pausas.

Y a los compañeros de Escritores en Red, Manuel y Rosa, María, Montse, Santiago y señora, Carlos... Pilar y su chico... Sol, que no dejó de arroparnos con su sonrisa dulce; no se me olvida nadie, es que de algunos no sé vuestros nombres; a Mari Carmen que no pudo ir desde su tierra vasca, pero estaba; gracias a todos.

Y, bueno, está claro que Luismi es un monstruo ¿no? Él va a llegar lejos, porque tiene la edad a favor y porque es un pedazo de poeta y un pedazo de tío en el sentido más amplio de la expresión. Vamos, en todos los sentidos -mi hija Marta, cuando vió el video, sentenció: está bueno Luismi-. Yo por mi parte, ya he llegado. Lo del viernes 15 de octubre de 2010 vale más que todos los premios juntos.

Y otra cosa: vuestro recogimiento casi religioso escuchando el Tears in heaven de Eric Clapton, después del poema de Jaime, lo tomé como un silencioso homenaje a mi hijo.

¡¡¡GRACIAS!!!

miércoles, 13 de octubre de 2010

RECORDATORIO

Nuestras vidas son los versos
que nos vemos impulsados
a escribir.

Así que no seais perversos
y venid ilusionados
a compartir.

Sorry. Os prometo que los poemas serán un poco mejores que éste. La hora es orientativa, seguramente empezaremos algo más tarde.

¡¡¡OS ESPERAMOS!!!

martes, 12 de octubre de 2010

ADIOS

Cuando dijiste adiós no me dí cuenta
de que era para siempre.

Debí estrechar más fuerte aquel abrazo
y detener mis labios
un instante en tu cuello
respirarte con ansia
entrelazar mis dedos con los tuyos
hasta que me dolieran
musitar en tu oído mi deseo.

Pero yo no sabía...
Y ya no volví a verte.

lunes, 11 de octubre de 2010

ANTE LA HOJA EN BLANCO II

Cómo explicar el tono de ese traje
con que visten las hojas en otoño
sin que mi verso salga cursi o ñoño,
ni maltratar el uso del lenguaje.

Busco en algún rincón de mi equipaje
mis recuerdos de rimador bisoño
y encuentro algún poema tan gazmoño
que cualquiera me puede hacer chantaje.

Desisto de ese plan tan ambicioso
de explicar tantas luces y colores
porque jamás podré salir airoso

de cometidos tan abrumadores.
Quizá otro tema menos glamouroso
me consiga el favor de los lectores.

sábado, 9 de octubre de 2010

ANTE LA HOJA EN BLANCO

Aterrada contemplo la hoja en blanco
que tendré que manchar con mis despojos,
agrupar mis miserias en manojos
y arrojarlas después por el barranco.

Antes voy a pasar por el estanco
para envolver en humo mis enojos
y pediré al lector, puesta de hinojos,
que sepa perdonar cuando me atranco.

No pretendo ser maga ni profeta
solo una espectadora entrometida
que se encuentra como una marioneta

entre rimas y métricas perdida.
¡Es tan duro el oficio de poeta!
¡Tratar en vano de contar la vida...!

domingo, 3 de octubre de 2010

DULCE DERROTA

Hoy tengo una alegría entreverada, como el buen jamón, de envidia negra.

Ayer vi en internet que estaba seleccionada para el primer premio de poesía "JUAN VAN HALEN", convocado por el Ayuntamiento de Torrelodones, al que tuve la osadía de presentarme. No sé si lo habría hecho de haber sabido que también se presentaba él, mi maestro, al que debo todo lo que sé de este ingrato y apasionante oficio.

No estaba nerviosa, esa es la verdad; esperaba el resultado con la misma fe con la que miro el cuponazo. Solo haber pasado la primera selección y estar entre los finalistas ya era para mí un gran triunfo.

Y esta mañana, al abrir el correo, me he encontrado con la noticia: lo ha ganado Enrique Gracia Trinidad, ex aequo con Aurora Salvador Rosa a quien no tengo el placer de conocer.

Saber que el ganador ha sido él -mi maestro, insisto- endulza mi derrota. No sé si llegaré alguna vez a algo; dado la edad que tengo, no me queda mucho tiempo; pero sí sé que estoy en el buen camino gracias a su ejemplo y a sus enseñanzas. Su designación dotará de prestigio a este premio literario recién nacido y elevará el nivel de exigencia para años posteriores y eso siempre es bueno para la poesía.

Aunque ya lo he hecho personalmente, quiero mandarle desde aquí mi abrazo más apretado y mi felicitación más sincera.

ENHORABUENA, MAESTRO.

viernes, 1 de octubre de 2010

CONTROL REMOTO

Antes de que la casa se desplome
a causa de los mínimos seísmos
cotidianos,
y la erosión del tiempo
es preferible
programar un derribo controlado
y prevenir daños colaterales.

Huir, poner a salvo la ilusión
que hace tiempo bajamos al trastero,
para que no la entierren los cascotes;
conservar los recuerdos
que se hayan librado del hastío
y envolver con cuidado algún te quiero
si aún pudiera ser aprovechable.

Las caricias, los besos, el deseo
será bueno guardarlos con las plantas
por si acaso encontramos un terreno
con las indispensables condiciones
de calor y humedad.

Luego echar a correr
y apretar el botón desde muy lejos,
sin volver la cabeza...
a ser posible.

martes, 28 de septiembre de 2010

EL COLOR DE LA TRISTEZA

Los colores inciertos de la tarde
sosiegan los impulsos,

atenúan los sueños desmedidos
y cualquier emoción exagerada.

Porque también los sueños
se ponen amarillos por los bordes
y se caen de los árboles;
mañana crujirán pidiendo auxilio
cuando los pisoteen
en la boca del metro los viandantes.

La tristeza
tiene un tono rojizo un poco ambiguo
que no acaba de ser triste del todo,
en esta soledad que no está sola
porque sé que me piensas y te pienso
esta noche, a las cero treinta y cinco,
con la segunda copa medio muerta
y los cubos de hielo desahuciados.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

PERFECCIONISMO


Es enternecedor

ese esmero tan tuyo
en lograr la excelencia del destrozo
sin una concesión a la chapuza;
ese don especial
de llamar a las cosas por su nombre.


Se trata

de no dejar resquicio a la esperanza
ni piedra sobre piedra;
de matar los recuerdos,
no vaya a ser que alguno fuera hermoso
y nos traiga de pronto
un instante de duda inoportuno.


Me lo dijiste

con esa forma tuya de mirarme
y esa necesidad de hacerme daño.

Con ese virtuosismo que despliegas

solo para alcanzar
la máxima expresión de la derrota.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

LECTURA DE POEMAS

Sé de buena tinta que el día 15 de octubre nuestro amigo Luismi nos deleitará con la lectura de una selección de sus poemas. De telonera lleva a una tal Ana Montojo, que también leerá unas cuantas cosas.

También sé de buena tinta porque los conozco bien, que a los dos les encantaría que los acompañárais. Así que, please, id haciendo un hueco un vuestras agendas.


¡Ah! y además los presenta el maestro Enrique Gracia. Un verdadero lujazo.